Al menos un centenar de brigadistas fieles al coronel Muamar Gadafi murieron en las últimas horas en choques con los rebeldes en la región de Zawiyah, al oeste de Trípoli, no lejos de la frontera con Túnez, informó hoy la cadena de televisión catarí Al Jazira.

Las fuentes añaden que estos enfrentamientos, de una especial virulencia y que continuaban durante las primeras horas de la tarde, se han cobrado también la vida de 15 rebeldes.

La zona donde se desarrollan los combates se caracteriza por los estampidos de las sucesivas explosiones y los intercambios de fuego graneado, explican las fuentes, que citan a uno de los portavoces de los rebeldes que luchan desde febrero para conseguir la caída del régimen de Trípoli.

La ciudad de Zawiyah, situada entre Trípoli y la franja fronteriza con Túnez, estaba hasta ahora controlada por las fuerzas gadafistas, pero los enfrentamientos de las últimas horas parecen haber revertido la situación militar en esa parte del país.

Las fuerzas fieles a Gadafi se han visto obligadas a replegarse y a cortar la carretera que une la capital con la frontera para intentar bloquear eventuales refuerzos rebeldes, indican las mismas fuentes.

Al Jazira afirma, por otra parte, que los revolucionarios han lanzado ataques relámpago contra las fuerzas de Gadafi en la localidad de Riyayna y Zaouiyet El Bakoul, al sudoeste del país, sin que se conozcan aún las consecuencias.

La situación militar, marcada por intensos y violentos combates se ha deteriorado bruscamente desde la intervención por radio del coronel Gadafi, el martes pasado, cuando reafirmó su intención de permanecer en Libia "vivo o muerto".

Estas declaraciones desencadenaron horas más tarde ataques de los gadafistas contra la villa de Misrata, la segunda metrópoli mas importante del país.

En el intervalo de dos días, los obuses de carros de combate, de la artillería pesada y de misiles Grad han matado a 50 perosonas y herido a otros dos centenares en esta zona, según Al Jazira.