La Asamblea Legislativa boliviana ha recibido más de 370 postulaciones a las elecciones de los máximos tribunales bolivianos hasta hoy, día en el que concluye el plazo para la inscripción de candidatos, informó la diputada oficialista Cecilia Ayllón.

La parlamentaria detalló a Efe que hasta después del mediodía se habían registrado unos 125 postulantes al Tribunal Supremo de Justicia, 61 al Constitucional, 65 al Agroambiental y otros 127 aspirantes al Consejo de la Magistratura.

Precisó que el criterio de equidad de género se ha cumplido en la mayoría de los casos, salvo en las postulaciones al Tribunal Supremo por las regiones de Beni (noreste) y Chuquisaca (sureste), cada una con cinco aspirantes varones y una mujer.

"La ley establece que tenemos que tener la mitad de postulantes mujeres y la mitad, varones. Si nos falta una sola mujer obliga a que se cambie el cronograma electoral", señaló Ayllón y agregó que ello dependerá de las cifras que se tengan al final de la jornada.

Las comisiones del Senado y la Cámara baja encargadas de recibir las postulaciones continuaron atendiendo en la tarde a decenas de personas que querían inscribirse.

Entre los postulantes, el Congreso debe preseleccionar 125 candidatos, la mitad de ellos mujeres, e incluir al menos un representante de los pueblos indígenas por cada tribunal.

La oposición expresó esta semana su preocupación porque hasta el pasado martes solamente había doce candidatos, de ellos una mujer y ninguno identificado como indígena, poniendo nuevamente en riesgo el proceso, que ya fue aplazado en diciembre pasado porque las autoridades electorales no estaban preparadas.

En entrevista con el cana estatal, el presidente de la Cámara de Diputados, el oficialista Héctor Arce, se mostró hoy confiado en que se cubrirán los cupos exigidos por la ley, por lo que no será necesario aplazar las elecciones.

"Se ha logrado un número más que suficiente de postulantes, lo cual demuestra un marcado interés de los abogados del país por participar en el proceso y formar parte de lo que será en Bolivia el gran reto de construir una nueva y mejor justicia", sostuvo Arce.

La oposición teme que el partido del presidente Evo Morales, el Movimiento Al Socialismo, se valga de su mayoría en el Parlamento para imponer candidatos afines al Gobierno y así controlar el Poder Judicial, lo cual niega el oficialismo.

Según una encuesta divulgada hoy por el diario Página Siete, el 73 % de la población considera que los comicios judiciales no serán limpios, frente a un 19 % que opina que serán transparentes.

El 58 % considera que no habrá ningún cambio en la justicia una vez elegidos los nuevos magistrados, el 17 % cree que habrá más justicia e igual porcentaje opina lo contrario.

La elección popular de los 56 magistrados, prevista para el 16 de octubre próximo, ha sido también polémica porque el reglamento aprobado para esos comicios censura a la prensa, e incluso a los mismos candidatos, que no podrán dar entrevistas sin el filtro del Tribunal Electoral.