La Iglesia de El Salvador dijo hoy esperar que se resuelva "de la mejor manera" el choque entre los poderes Legislativo y Judicial por un decreto que modificó la votación en una sala de la Corte Suprema y que desató protestas contra el presidente Mauricio Funes, quien sancionó la medida.

"Estaría interesado en que el problema se resuelva de la mejor manera", declaró el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, en una conferencia de prensa, e invitó "a toda la nación" para que pida al Espíritu Santo que ilumine a los dirigentes del país.

El debate se desató después de que los derechistas Partido Demócrata Cristiano (PDC), Partido de Conciliación Nacional (PCN) y la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) decidieran el pasado 2 de junio que en adelante la Sala Constitucional debe tomar sus decisiones por unanimidad y no con solo cuatro de los cinco magistrados que la integran, como hasta ahora había sido.

El polémico decreto legislativo apareció poco después de que cuatro de los cinco magistrados de la Sala Constitucional decidieran, el pasado 29 de abril, cancelar de la lista oficial de partidos al PDC y al PCN porque no alcanzaron en las presidenciales de 2009 la votación mínima prevista por la ley.

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), el actual partido de Gobierno, no apoyó la iniciativa de cambiar el sistema de votación de la Sala Constitucional, con el argumento de que se trataba de "una intromisión en la independencia de la Corte".

Pero la decisión fue sancionada el mismo 2 de junio por Funes, lo que desató las críticas de sectores de clase media, juristas y estudiantes, que han convertido las redes sociales y distintos puntos de San Salvador en escenarios para denunciar un "golpe a la institucionalidad" y un intento de "romper el equilibrio de poderes" en el país.

"Yo no creo que después de haber navegado ya un buen trecho, cierto que tenemos una vida democrática muy joven, pero de todos modos vamos caminando ya en democracia, de buen tiempo para acá y que ahora todo se venga abajo, no creo. Esperaría que la crisis nos deje en mejor situación", agregó el prelado.

Consideró "encomiable" que se plantee el diálogo, al aludir a los encuentros entre el presidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, y el de la Corte Suprema de Justicia, Belarmino Jaime, para solucionar la crisis, así como la propuesta de Funes de que se busque un "acuerdo de instituciones que venga a propiciar la buena marcha democrática del país".

A juicio de analistas, esta es la primera crisis que involucra a los tres órganos del Estado de manera directa, aunque no la única que ha enfrentado la "incipiente" democracia salvadoreña.