La Iglesia católica salvadoreña pidió hoy al Gobierno nacional que como sede de la 41 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), celebrada entre el 5 y el 7 de junio, le dé seguimiento a los acuerdos alcanzados, aunque admitió que no se llegó a aspectos "concretos".

"Ha sido una experiencia buena, ha sido positiva, porque cada una de estas declaraciones tiene siempre un valor. Ahora queda que los Gobiernos se interesen por ponerlas en marcha y aquí que es el país sede, yo esperaría, que con mayor razón le dé seguimiento", declaró el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar.

En su tradicional conferencia de prensa después de la misa dominical, señaló que esperaba que se hubieran tenido "cosas más concretas" al término de este cónclave, en el que los cancilleres y delegados de los 34 países miembros activos de la OEA hablaron sobre la "seguridad ciudadana en las Américas".

"Son temas sumamente complejos, pero también no podemos caer en la superficialidad de esperar que se resuelvan en una reunión de estas, pero el hecho es que se profundiza y que se van tomando medidas y decisiones favorables para el bien de la región", agregó.

La OEA se comprometió, al término de la Asamblea, a "continuar sus esfuerzos para fortalecer la seguridad ciudadana" en el continente, para lo que ordenó diseñar un "plan de acción" que será presentado en la Asamblea General que celebrará en Bolivia en junio de 2012.

"Hemos aprobado un enfoque integral que aborda el problema de la inseguridad" y "logrado el compromiso" de ofrecer una respuesta coordinada, con base en la cooperación, a un problema que es "trasnacional", dijo el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, en una rueda de prensa tras la clausura de la reunión de alto nivel.

Añadió que la Declaración de San Salvador, aprobada por aclamación, incluye "puntos básicos" del plan de acción para la seguridad ciudadana propuesto por su país, sin que precisara cuáles.

El plan que había propuesto El Salvador constaba de cinco puntos, entre ellos coordinación, prevención, rehabilitación a víctimas y legislación.