La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, ha exigido una vez más a las autoridades de Siria que pongan fin a la violencia contra los manifestantes y liberen a todos los presos políticos, así como que los responsables de las muertes respondan de sus actos.

"El tiroteo, asalto y detención de manifestantes y la preocupante violación de los derechos humanos fundamentales debe cesar ahora, para dejar espacio para un diálogo nacional incluyente. Esta es la única manera de lograr el cambio pacífico que el pueblo sirio está pidiendo", señaló la alta representante de la UE en un comunicado difundido anoche.

Ashton lamentó la escalada de fuerza utilizada contra los manifestantes en los últimos días y exigió a las autoridades que liberen a todos los arrestados en conexión con las protestas, así como a todos los presos políticos que aún permanecen en prisión a pesar del anuncio de amnistía del presidente del país, Bachar al Asad.

"El asedio de varias ciudades, incluidas Deraa y Jisr al Shughour, debe concluir sin demora", agregó.

La también vicepresidenta de la Comisión Europea recalcó que los responsables de la violencia y las muertes deben responder de sus actos como pidió el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas el pasado 29 de abril.

Afirmó, por otro lado, estar profundamente preocupada por la situación humanitaria causada por las acciones de las autoridades sirias y pidió un acceso inmediato y sin trabas a los observadores internacionales de los derechos humanos y a las agencias humanitarias como el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Ashton destacó, por último, que la UE trabaja junto a sus socios internacionales en la condena por parte del Consejo de Seguridad de la ONU de la represión en Siria, así como en presionar a las autoridades del país para que cumplan las aspiraciones legítimas del pueblo sirio.