El surcoreano Ban Ki-moon afirmó que se siente listo para afrontar durante un eventual segundo mandato como secretario general de la ONU los "retos formidables" de este organismo internacional.

"Me siento listo para servirle a esta organización si los miembros así lo deciden", dijo Ban en una entrevista que publica hoy el diario bogotano El Tiempo.

Ban, que hoy cierra una visita oficial de tres días a Colombia, sostuvo que desde 2007, cuando asumió como máximo responsable de la ONU, ha manejado "temas y desafíos globales" sobre los que se debe continuar el trabajo.

Son el cambio climático, la pobreza, la salud, el empoderamiento de la mujer, los muchos conflictos regionales, señaló, y admitió que "hay todavía tanta gente en el mundo cuyos derechos humanos son violados".

En este sentido, dijo que se debe "encarar el cambio climático, sacar a miles de millones de personas de la pobreza y promover la igualdad de géneros, y preparar a las nuevas generaciones para que tengan de verdad una oportunidad decente", que son, apuntó, "retos formidables".

"Así que creo que debemos continuar nuestro trabajo", agregó Ban, pero aclaró que no se trata solamente del trabajo que pueda hacer él, que es apenas uno de los muchos líderes del mundo.

Por ello, dijo que necesita el "apoyo decidido no solo de jefes de Gobierno, sino de líderes económicos, cívicos, filantrópicos, de todos". "Podemos actuar juntos para elevar las expectativas y enfrentar los desafíos", agregó.

"Mi filosofía y mi compromiso permanecen iguales. Pero si me dan un segundo mandato estaría más motivado, más comprometido a trabajar todavía más duro para lograr todos estos objetivos", insistió el secretario general de la ONU.

Ban, de 67 años y cuyo mandato termina el 31 de diciembre, anunció hace siete días que buscará su reelección en el organismo, objetivo en el que ya recibió el respaldo del Consejo de Seguridad del organismo, conformado por quince países, entre ellos Colombia como miembro no permanente y que le anunció su apoyo.

El Consejo de Seguridad es el competente para nombrar al secretario general, y la designación debe ser ratificado por los 192 países de la Asamblea General.

Durante su estancia en Colombia, Ban asistió a la firma por el presidente Juan Manuel Santos de una ley de reparación a víctimas del conflicto, sobrevoló zonas afectadas por las lluvias y conoció algunos proyectos de cooperación.

Tras Colombia, Ban viajará a Argentina, en la continuación de una gira que también comprende paradas en Uruguay y Brasil.