El Audi R18 TDI número 2 del suizo Marcel Faessler, el alemán André Lotterer y el francés Benoit Treluyer se ha impuesto en las 24 Horas de Le Mans, de automovilismo de resistencia, mientras que el español Marc Gené, al volante del Peugeot 908 número 7, ha sido cuarto.

Además, Antonio García se impuso en la categoría GTEPro, y Lucas Ordóñez fue segundo en LMP2.

La marca alemana, que reedita la victoria del año pasado, se impuso a Peugeot, que copó las cuatro posiciones siguientes en la meta. Lotterer fue el encargado de cruzar victorioso la línea de meta. En total completó 354 vueltas, lo que equivale a 4.814,4 km. a una media de 200,600 km/h.

De los tres Audi que comenzaron la carrera sólo acabó uno, eso sí, en el primero puesto. El sábado, antes de cumplirse la primera hora de la carrera, abandonó el número 3 después de que el británico Alan McNish sufriera un espectacular y violento accidente del que salió ileso.

Durante la octava hora de carrera cayó el Audi número 1, el de los ganadores en 2010: los alemanes Mike Rockenfeller y Timo Bernhard y el francés Romain Dumas. Fue Rockenfeller el que se accidentó, también formas espectacular pero sin consecuencias para el piloto. Tanto McNish como Rockenfeller acabaron en el hospital para estar en observación.

Los vencedores, que fueron segundos en la edición de 2010, no pudieron aflojar en momento alguno porque el Peugeot número 9 de los franceses Sebastien Bourdais y Simon Pagenaud -éste en el último turno- y el portugués Pedro Lamy apenas entró a 13.8 segundos después de 355 vueltas al larguísimo circuito francés (13,629 km.).

La tercera plaza fue para el Peugeot número 8 del francés Stéphane Sarrazin, el checo Franck Montagny y el británico Nicolas Minassian.

Ganador de la edición de 2009, Gené, que cruzó la línea de meta en cuarta posición, lo hizo a cuatro vueltas de los vencedores. El equipo del español llegó a liderar en algunos momentos la carrera y posteriormente ocupó largamente la segunda plaza, pero al final se quedó fuera del podio.

Además, el también español Antonio García, que formó equipo con el monegasco Olivier Beretta y el estadounidense Tommy Miller al volante de un Chevrolet Corvette, se impuso en la categoría GTEPro con el undécimo opuesto absoluto. El equipo ganó con una vuelta de margen sobre el segundo clasificado, el AF Corse Ferrari número. Se trata del tercer triunfo en su categoría del madrileño en esta legendaria carrera.

El tercer español en liza, Lucas Ordóñez, que se turnó en el pilotaje de un Oreca 03-Nissan con los franceses Soheil Ayari y Franck Mailleux, acabó en el puesto noveno y segundo de entre los coches de la categoría LMP2, en la que el ganador fue el Zytek Nissan del francés Olivier Lombard, el británico Thomas Kimber-Smith y el saudí Karim Ojjeh.

Ordóñez, también madrileño, llegó a las 24 Horas de Le Mans como último paso a una peculiar carrera deportiva que arrancó hace tres años con su victoria en un campeonato de carreras con una videoconsola.