El All Boys confirmó este sábado su permanencia en la Primera División del fútbol argentino al derrotar al Gimnasia y Esgrima La Plata por 1-0 y ponerle al borde del abismo en la penúltima jornada del torneo Clausura.

Con esta victoria el All Boys, que subió a la categoría de honor a mediados de 2010, queda fuera de los puestos críticos, pero al Gimnasia y Esgrima le resulta más difícil que nunca evitar el descenso directo y participar en la Promoción por tercera temporada consecutiva.

El equipo del barrio porteño de Floresta, en el que destaca el portero Nicolás Cambiasso, hermano de Esteban, figura del Inter de Milán y la selección argentina, lo marcó Emmanuel Gigliotti (m.39) mientras que en el conjunto de La Plata fue expulsado el delantero Antonio Rojano en el minuto final del encuentro.

El Quilmes derrotó fuera de casa al San Lorenzo por 0-2 y mantiene una remota esperanza de salir del descenso directo y acceder a la Promoción para continuar en la categoría de honor, aunque no depende de sí mismo.

Los goles de la formación cervecera los anotaron Francisco Cerro (m.12) y el uruguayo Martín Cauteruccio (m.87) en el encuentro en el que hizo su debut el nuevo entrenador del San Lorenzo, Omar Asad, recientemente desvinculado del Emelec ecuatoriano.

Al Quilmes le ha beneficiado la derrota del Gimnasia y Esgrima, pero también necesita que este domingo el líder Vélez Sarsfield supere al Huracán para llegar a la jornada final del torneo con posibilidades de evitar el descenso.

Otro de los equipos que ha tomado distancia con las posiciones conflictivas en la tabla es el Arsenal, que derrotó al Colón por 0-1, con un tanto de Gustavo Blanco (m.45), y aspira a una plaza en la Copa Sudamericana en un pulso que mantiene con el Racing de Avellaneda, que jugará el lunes ante el Godoy Cruz.

Los equipos que están en la zona de descenso directo son Quilmes y Gimnasia y Esgrima La Plata, mientras que Huracán y Olimpo permanecen en la de Promoción, a muy escasa distancia de los riverplatenses, que el domingo se enfrentarán fuera de casa al Estudiantes casi si margen para el error.

Tigre e Independiente igualaron a cero en la zona norte del Gran Buenos Aires, resultado que mantiene al primero cerca de la Promoción y contribuye al alivio que significó para el River Plate el empate de Olimpo ante Newell's Old Boys (1-1), el viernes, aunque los riverplatenses necesitan vencer al Estudiantes para mantenerse fuera de las posiciones críticas.

Los partidos programados para este domingo elevan aún más el alto voltaje del torneo, ya que si el líder Vélez suma tres puntos y el Lanús, segundo, pierde, el primero será el campeón del torneo y alcanzará el octavo título de su historia en la Primera División argentina.

El Vélez, considerado el mejor equipo del torneo, visitará a un Huracán dispuesto a permanecer en la zona de Promoción tras una victoria esperanzadora lograda el pasado fin de semana ante el Tigre (3-2) después de siete derrotas consecutivas.

El Vélez de Ricardo Gareca se recuperó de un duro golpe como ha sido su eliminación en las semifinales de la Copa Libertadores a manos del Peñarol uruguayo, al derrotar al Godoy Cruz (2-0) y reducir al mínimo su candidatura al título.

El Lanús, segundo a un punto del primer puesto, recibirá en su estadio al Argentinos Juniors, que tiene la portería menos vencida de la competición con 10 tantos y que mantiene posibilidades de acceder a la Copa Sudamericana.