Un promedio de 17 personas murieron a diario de forma violenta en Guatemala durante los primeros cinco meses de 2011, y 18 fueron heridas de gravedad, según un informe sobre los niveles de violencia que afectan a este país, presentado hoy por la Procuraduría de los Derechos Humanos.

El estudio distribuido por la Procuraduría, que contempla datos a nivel nacional, señala que de enero a mayo pasado se han registrado en el país un total de 2.495 asesinatos y 2.691 personas se han salvado de morir pero han sido heridas en los hechos de violencia que se han registrado durante ese período.

Según el informe, mayo fue el mes más violento con un total de 547 asesinatos, seguido de marzo con 500, enero con 497, febrero con 478 y abril con 473.

De las 2.495 personas asesinadas durante ese período, detalla el informe de la PDH, 291 eran mujeres y 195 menores de 18 años de edad.

La mayor cantidad de heridos se registró en enero cuando se reportaron 579 casos, seguido de abril con 570, mayo con 535, febrero con 509 y marzo con 498, de los cuales 411 de las víctimas fueron mujeres y 551 menores de edad.

El 65 % de las muertes y el 53,6 % de las heridas fueron provocadas por armas de fuego.

El 37,7 % de los crímenes fueron cometidos en el departamento de Guatemala, el más poblado del país con más de 3 millones de habitantes, seguido de Escuintla (sur), Petén (norte) y Chiquimula (este).

Por su parte, el ministro guatemalteco del Interior, Carlos Menocal, aseguró a los periodistas que el 80 % de los hechos de violencia que ocurren en el país están relacionados con las acciones que realizan los grupos del narcotráfico y el crimen organizado.

Los altos niveles de violencia que afectan a Guatemala han hecho de este país uno de los más violentos de América Latina.

El 22 y 23 de junio próximo, los países centroamericanos celebrarán en la capital guatemalteca la Conferencia Internacional de Seguridad Regional, en la que compartirán con el mundo la estrategia conjunta que impulsarán para detener el avance de los grupos criminales.