El Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) de Chile inició hoy el traslado de más de cinco millones de salmones de cultivo en el sur del país, tras la erupción del complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle que ha contaminado las aguas de varios ríos y lagos.

Tras la muerte de millones de salmones en uno de los criaderos situados en el sector del río Nilahue en el distrito de Lago Ranco, el ente estatal autorizó el traslado de más de cinco millones de estos peces pertenecientes a tres centros de cultivo situados en los lagos Ranco y Puyehue.

La medida se adoptó pocas horas antes de iniciarse un operativo para retirar los peces muertos con el fin de evitar que se incorporen al río Nilahue en el caso de que se produjeran crecidas desmedidas o aluviones en este afluente.

El Nilahue nace en una vertiente desde el cordón volcánico Puyehue-Cordón Caulle y su afluente corre hacia el valle del lago Ranco, ubicado al norte de la zona en erupción.

En tanto, los geólogos han asegurado que la temperatura del río Nilahue ha sobrepasado por momentos los 40 grados centígrados, una temperatura en la que es casi imposible que pueda sobrevivir la fauna marina en opinión de los expertos.

En esta línea, el Sernapesca, que investigó los 17 centros de cultivos en los alrededores de la zona afectada por nube volcánica, determinó que la situación más delicada es la de la empresa Nilahue S.A., donde se reportó la mortalidad por asfixia del cien por ciento de los salmones, casi cinco millones.

Chile, que es el segundo exportador mundial de salmón de cultivo, sólo superado por Noruega, anoto exportaciones en 2009 por 2.174 millones de dólares.

Por otro lado, el intendente (gobernador) de Los Ríos, Juan Andrés Varas, destacó la autorización de la Corte de Apelaciones de Valdivia, capital regional, para desalojar a 14 personas que permanecían en la localidad de Riñinahue Alto y que se negaban a abandonar el lugar, pese al peligro de desborde del río Nilahue, el más afectado por la erupción.