El británico Andy Murray destrozó hoy las ilusiones del tetracampeón del torneo de Queen's, Andy Roddick, en sólo dos sets (3-6 y 1-6) para colocarse en la final de mañana, donde se enfrentará a Jo Wilfried Tsonga o a su compatriota James Ward.

Murray, segundo cabeza de serie de la competición, sólo necesitó 59 minutos para proclamarse vencedor de esta semifinal, la primera de la jornada, que por cierto estuvo acompañada de un sol radiante y altas temperaturas.

Abrasado por ese calor, el público no desistió, pues los británicos querían estar en las gradas para animar, aunque tímidamente, a su ídolo local: Andy Murray.

Las esperanzas de ver mañana una final entre dos británicos, Murray y Ward, es ahora mayor.

Murray, campeón de este torneo de hierba en 2009, arrancó con ahínco y no se permitió amedrentarse ante el deslumbrante servicio de Roddick.

Fue el arma más destacada del estadounidense, pero la habilidad de su contrincante en el resto lo neutralizó por completo.

Ya en el segundo juego del partido, Murray le rompió el saque. A partir de ahí, el escocés fue creciendo y en el sexto volvió a amenazar con una remontada. No la consiguió. Pero, los peloteos jugaban a su favor constantemente y Murray iba anotando con facilidad.

En el primer set, Roddick se resistió, pero la segunda manga fue total dominio de Murray desde el inicio.

El británico rompió el servicio de su rival en el primer juego y sólo le dejó anotar en el tercero, cuando el estadounidense lo hizo gracias a sus cuatro "aces".

Andy Murray se enfrentará mañana en la final al ganador del encuentro de hoy entre Tsonga y Ward, después de que los dos últimos participantes españoles en el torneo, Fernando Verdasco y Rafael Nadal, fueran eliminados el viernes.