Un total de 667 inmigrantes de origen subsahariano y procedentes de Libia desembarcaron en las últimas horas en la isla italiana de Lampedusa, tras más de una semana sin que se registraran desembarcos en la zona.

La primera embarcación, en la que viajaban 143 personas, alcanzó las costas de la isla alrededor de la 01.50 de esta madrugada (23.50 GMT), explicó hoy al canal de televisión SkyTg24 el teniente de la Guardia de Finanzas (policía fiscal y de fronteras), Davide Miserendino.

Posteriormente, después de las 05.00 hora local (03.00 GMT) arribaron a Lampedusa las otras dos embarcaciones con 299 y 239 personas a bordo.

Miserendino señaló que se han localizado otras cuatro barcazas que se dirigían a las costas italianas, dos de las cuales sufren problemas en el motor y que necesitarán ser rescatadas, mientras que una tercera está siendo escoltada hacia Lampedusa por una lancha de la Guardia de Finanzas.

El último desembarco del que se tenía constancia en la zona se produjo el pasado 31 de mayo, cuando una embarcación procedente de Libia y con unos 900 inmigrantes indocumentados llegó a la isla de Sicilia, al norte de Lampedusa, tras ser socorrida por lanchas patrulleras de la Guardia Costera y de la Guardia de Finanzas.