Las inundaciones que sufre el centro y este de China ocasionaron en los últimos días 50 muertos y 40 desaparecidos, mientras que el país se prepara para la llegada de la tormenta tropical "Sarika", informó hoy la agencia oficial de noticias Xinhua.

Una de las provincias más afectadas por las lluvias torrenciales y las inundaciones es la de Hubei (centro), donde han perecido 25 personas, otras 12 permanecen desaparecidas y 127.500 han sido evacuadas. Las pérdidas económicas directas ascienden a unos 133 millones de dólares, según las autoridades locales.

La mayoría de los fallecimientos se produjeron en la ciudad de Xianning, donde no ha parado de llover desde el jueves y ha habido un centenar de heridos.

Mientras, la comarca de Tongcheng se encuentra sumergida tras registrar 300 milímetros en cuatro horas, el récord en 200 años. Se ha quedado sin servicio de electricidad o teléfono, y más de 300 residentes en una zona cercana a un embalse tuvieron que ser evacuados.

En la vecina provincia de Hunan, 19 personas murieron y otras 28 están desaparecidas a causa de las avalanchas de barro producidas por las lluvias en las ciudades de Linxiang y Yueyang.

En la provincia oriental de Jiangxi, los equipos de emergencia rescataron en las últimas horas a 1.200 personas que estaban varadas en la comarca de Xiushui, donde 29.500 residentes fueron evacuados.

Tres personas, entre ellas un niño, murieron en Jiangxi después de que sus viviendas fueran arrasadas por las avalanchas.

En una nueva ronda de lluvias torrenciales, otras tres personas fallecieron en la montañosa provincia de Guizhou, en el suroeste del país, donde 50 personas murieron a principios de semana debido a las inundaciones.

Se da la circunstancia de que las cuatro provincias, ubicadas en los cursos medio y bajo del río Yangtsé, sufrían en los últimos meses una grave sequía que había afectado a millones de hectáreas de cultivos, una situación que favorece las inundaciones y avalanchas.

El centro meteorológico de China ha advertido de la llegada hoy, sábado, de la tormenta tropical "Sarika", la tercera del monzón, en las provincias surorientales de Cantón (Guangdong) y Fujian.

Se espera que "Sarika" desate lluvias torrenciales y vientos de gran potencia en el este de Cantón y en el estrecho de Taiwán.

Las lluvias monzónicas que afectan cada año el sur y este de China se cobran la vida de miles de personas en el país asiático, con más de 4.000 muertos en 2010, según datos oficiales.