El estado de salud del expresidente peruano Alberto Fujimori, de 73 años, es "complicado" a raíz de una serie de patologías que padece, dijo hoy su médico de cabecera Alejandro Aguinaga.

Fujimori, que cumple una sentencia de 25 años de prisión, fue internado el pasado jueves en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) en Lima y su ingreso al hospital, caminando y acompañado por sus colaboradores, fue mostrado por varios noticieros.

Aguinaga declaró a Radio Programas del Perú (RPP) que esas imágenes son "contundentes", porque muestran su pérdida de peso de más de 15 kilos, y además "la población ha podido apreciar el real estado en que se encuentra el expresidente".

El estado de salud de Fujimori fue una constante en la reciente campaña electoral, por la posibilidad de que su hija Keiko Fujimori, que disputó la segunda vuelta con Ollanta Humala, pudiera indultar a su padre si llegaba al Gobierno.

No obstante, tras la derrota de Keiko Fujimori, un congresista del oficialismo planteó dar el indulto presidencial a Fujimori debido a su frágil estado de salud.

Aguinaga, que es también congresista del fujimorismo, precisó que Fujimori ha sido sometido a una serie de tomografías y en los próximos días se le practicarán pruebas del flujo sanguíneo por problemas de circulación en las piernas.

El exmandatario fue operado en marzo pasado de un carcinoma en la lengua, después de haber sido previamente intervenido de otras tres lesiones precancerígenas en la boca, y en los últimos días presentó un sangrado en la lengua, detalló Aguinaga.

En ese sentido, el médico estimó que Fujimori probablemente necesite quedarse internado hasta el próximo martes para concluir con los chequeos.

Consultado sobre el indulto planteado por un congresista de su partido, el jefe de Estado, Alan García, respondió ayer que es una opinión personal que merece respeto.