El estudio Warner Bros ha anunciado que de forma inmediata empezará a estrenar sus películas en Hungría varios días después de la presentación mundial, para combatir así las numerosas copias piratas que son volcadas en internet desde el país centroeuropeo.

En los últimos meses, copias de películas como la segunda parte de "The Hangover" ("¿Qué pasó ayer?") han sido subidas desde servidores húngaros a páginas ilegales de descargas antes de su estreno, informó hoy el portal index.hu.

Pese a que se trata de copias de mala calidad, grabadas con cámaras de mano, en el caso de esta película ya se han registrado más de 20.000 descargas en todo el mundo.

Según informó Bernadett Ádám, directora de comunicación de Intercom, distribuidora de las películas de Warner en Hungría, la restricción que el estudio se vio obligado a imponer, "pone en peligro toda la distribución de largometrajes en Hungría".

Por el momento se desconoce de cuántas películas se suben a la red desde Hungría y qué daño económico han causado esas descargas.