Cuba se propone aumentar con la ayuda de Venezuela la capacidad de sus refinerías de petróleo según las conversaciones mantenidas en La Habana entre ambos Gobiernos a propósito de la visita a la isla del presidente Hugo Chávez.

Responsables cubanos y venezolanos han celebrado entre ayer y hoy en La Habana la undécima reunión de la Comisión Mixta de Alto Nivel donde se han estudiado nuevos proyectos en materia energética entre otros, según un comunicado del Gobierno de Caracas.

Ambos aliados estudian incrementar la capacidad de refinación de la planta cubana Camilo Cienfuegos, a unos 250 kilómetros al sudeste de La Habana, hasta los 150.000 barriles de crudo diarios, más del doble de los 65.000 actuales.

Venezuela apoyará a Cuba en la ampliación de esta refinería y en la construcción de una planta de gas licuado, proyectos que también contarán con el concurso de China, según se acordó en la reciente visita a La Habana del vicepresidente Xi Jinping.

Dentro de este complejo se construirá un gasoducto de 320 kilómetros a cargo de Petrocaribe.

Y además, La Habana y Caracas prevén construir otra refinería con capacidad para 150.000 barriles diarios en Matanzas (centro), ampliar la capacidad de almacenamiento del puerto de esa ciudad y activar el oleoducto que la une con Cienfuegos.

También analizan la expansión de otra planta ubicada en Santiago (oriente de la isla), con capacidad de 22.000 barriles diarios para elevarla a 50.000.

Estos proyectos se producen cuando Cuba está a la espera de que llegue este año una plataforma petrolífera construida en China y Singapur, propiedad de la empresa italiana Saipem y contratada por Repsol YPF para iniciar las perforaciones en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) que la isla tiene en el Golfo de México.

La ZEE cubana tiene una extensión de unos 112.000 kilómetros cuadrados, divididos en 59 bloques, donde operan varias compañías petroleras extranjeras como la hispano-argentina Repsol-YPF, la venezolana PDVSA y la vietnamita PetroVietnam.

Cuba produjo en el año 2010 unas cuatro millones de toneladas de petróleo y gas, una cifra similar a la del año anterior, lo que reportó a la isla ingresos cercanos a los 1.400 millones de dólares.

Además, Venezuela provee a Cuba de 100.000 barriles de crudo diarios que La Habana paga en parte con servicios médicos, educativos y deportivos.

Sobre otros proyectos conjuntos, el Gobierno de Caracas informó en la reunión celebrada en La Habana de que el cable submarino de fibra óptica tendido desde Venezuela para potenciar las telecomunicaciones estará operativo a partir del próximo mes de julio.

Otro de los asuntos tratados fueron los avances para crear una Escuela de Formación de las Fuerzas Armadas en el marco de la Alianza para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Mañana viernes culminarán los encuentros de trabajo entre las delegaciones venezolana y cubana con la suscripción de nuevos acuerdos, según el comunicado de Caracas.

Los medios internacionales acreditados en Cuba no han sido autorizados para cubrir estas reuniones de trabajo ni se ha facilitado agenda de la visita de Chávez.