El jefe del Servicio Sanitario de Rusia, Guennadi Oníschenko, anunció hoy que su país levantará el veto a las importaciones de verduras procedentes de Europa a cambio de garantías de la Unión Europea sobre cada país y producto.

"Las posiciones se han aproximado significativamente. La Comisión Europea ha propuesto desarrollar este trabajo no a nivel nacional, como se hace ahora, sino a nivel de la Comisión, que dará garantías sobre cada país y cada tipo de producto", dijo Oníschenko a la prensa.

El funcionario indicó que los primeros suministros serán autorizados cuando se llegue a un acuerdo sobre qué documentos garantizarán la seguridad de los productos. "El balón está en el terreno de Europa", agregó.