El número de muertos a causa del fuerte tornado que asoló el pasado 22 de mayo la ciudad de Joplin (Misuri) se ha elevado a 151, debido al efecto de un hongo epidérmico que ha afectado a algunos de los habitantes.

Autoridades sanitarias de la ciudad informaron hoy de que el hongo se encuentra habitualmente en el terreno y en los vegetales, si bien puede causar fuertes infecciones en el cuerpo humano si entra en contacto con una herida.

De momento las autoridades no han informado de cuántos fallecidos ha causado esta enfermedad, aunque algunos medios locales dan cuenta de tres personas, entre ellas una mujer a la que se tuvo que amputar un brazo en un intento de parar la infección.

El departamento de Salud de Misuri sí reconoció hoy que tiene constancia de ocho casos de personas "que podrían padecer una profunda infección epidérmica de un hongo", aunque no se sabe si alguna de ellas ha fallecido.

La población de Joplin sufrió el pasado 22 de mayo un tornado, el más devastador desde 1950 registrado en la zona, que destruyó un tercio de la ciudad y que provocó la muerte, según la cifra total facilitada hoy, de 151 personas.

Otras 900 personas resultados heridas, según las mismas fuentes.

Un mes antes se había registrado otro brutal temporal en la localidad de Tuscaloosa (Alabama). Ambas ciudades fueron visitadas posteriormente por el presidente de EE.UU., Barack Obama.

En total, la temporada de tornados ha provocado la muerte, solo este año, de 535 personas en Estados Unidos, cifra que no se registraba desde 1927.