El ministro del Interior, Roberto Maroni, anunció hoy la creación de una comisión de investigación en Italia para supervisar las apuestas deportivas y propuso la formación de un ente homólogo en Europa, capaz de detectar anomalías en las apuestas y proteger al mundo del deporte de posibles fraudes.

"Hemos decidido crear una unidad de investigación que tendrá como principal objetivo recoger información y valorar las señales y las anomalías que provengan de las casas de apuestas y de otras fuentes", precisó el político ante los medios de comunicación.

Según Maroni, la comisión supervisará las apuestas de partidos de fútbol italiano realizadas en Italia y en el resto de Europa, e insistió en la necesidad de crear un organismo europeo con competencia en todas las ligas deportivas del continente.

Con esta propuesta, adoptada durante un encuentro mantenido hoy en Roma con el presidente de la Federación Italiana de Fútbol, Giancarlo Abete, y el presidente del CONI, Gianni Pretucci, Maroni pretende evitar que se repita el presunto fraude de apuestas deportivas, que ya ha salpicado a 30 partidos de fútbol de las ligas italianas, incluida la Primera División.

"Me parece que es una reacción inmediata del mundo del deporte y del Gobierno ante lo que ha acontecido en Italia", señaló el ministro, antes de explicar que la comisión estará formada por representantes del Ministerio de Interior, el mundo del deporte y del Ministerio de Economía.

El grupo empezará a funcionar inmediatamente y tendrá ya su primera reunión la próxima semana.

Maroni aseguró que se abrirá una nueva vía de investigación (aparte de la comisión) en la que participarán miembros de diferentes departamentos policiales, entre ellos los que están especializados en los grupos de crimen organizado.

"No podemos excluir que detrás de los hechos ilícitos (supuestos partidos amañados) esté la mano de la criminalidad organizada", subrayó el ministro del Interior.

Durante su intervención Petrucci agradeció la rapidez de actuación del Gobierno y explicó que con la nueva comisión de investigación el deporte italiano recupera parte de su serenidad.

"En nombre de todo el deporte italiano agradezco las medidas del Gobierno. El ministro ha escuchado rápidamente nuestra alarma y ha organizado una intervención concreta y seria. Es un momento difícil, no lo negamos, pero salimos contentos de este encuentro porque el deporte italiano creo que ahora está un poco más sereno", señaló el responsable del CONI.

El supuesto fraude en las apuestas deportivas, que ha salpicado hasta el momento a cinco clubes de la Primera División, continúa siendo investigado por la Fiscalías de Cremona y de Nápoles, ésta última centrada en la posible implicación de la Camorra, la mafia napolitana.

Los medios italianos dan por hecho que esta organización mafiosa está detrás del supuesto amaño de partidos y algunos diarios como "La Stampa" sugieren que la criminalidad organizada también está presente en competiciones extranjeras, como la española o las sudamericanas, aunque no aportan ninguna prueba que avale su teoría.