Cinco aerolíneas brasileñas cancelaron hoy los vuelos que habían programado con origen o destino en los aeropuertos de Porto Alegre y otras ciudades en el extremo meridional del país por la llegada de las cenizas del complejo volcánico chileno Puyehue-Cordón Caulle, en erupción desde el sábado.

La Fuerza Aérea de Brasil (FAB) alertó de que la nube de cenizas volcánicas llegaría probablemente "al final de esta noche" a Porto Alegre, capital del estado meridional de Río Grande do Sul.

La capa de cenizas puede ser percibida desde el suelo hasta una altura de 7,5 kilómetros, según el comunicado difundido por las autoridades.

La administradora aeroportuaria Infraero decretó el cierre del aeródromo de la localidad de Bagé, fronteriza con Uruguay, pero la medida no afecta al aeropuerto internacional Salgado Filho de la capital regional.

Desde las 18.00 hora local (21.00 GMT) se habían cancelado una treintena de vuelos en el aeropuerto de Porto Alegre, el más importante del sur de Brasil y en donde apenas dos compañías de vuelos regionales se aventuraron a operar.

Las aerolíneas TAM y Gol, que acaparan cerca del 90 % del tráfico aéreo del país, anunciaron que cancelarían sus vuelos a las ciudades más meridionales del país en la tarde y noche de hoy.

Anteriormente, estas compañías ya habían cancelado varios vuelos a los países del Cono Sur, que son los más afectados por la nube de cenizas y los que están experimentando mayores restricciones al tráfico aéreo.

En tanto, en la zona de la erupción, unos 900 kilómetros al sur de Santiago, en el límite de las regiones de Los Lagos y Los Ríos, donde se pronosticaron lluvias de moderadas a intensas este jueves, se informó que las cenizas y piedras volcánicas arrastradas por los cauces de agua han matado unos 4,3 millones de peces.