Las autoridades sanitarias alemanas pueden levantar hoy la alerta contra el consumo de pepinos, lechugas y tomates crudos por la infección con una cepa agresiva de la bacteria "E. coli", que ha causado 29 muertos en Alemania y uno en Suecia, informaron medios de prensa germanos.

Las autoridades sanitarias mantienen, sin embargo, el consejo de no consumir semillas germinadas como brotes de soja o de legumbres para evitar posibles contagios de la enfermedad que ha concentrado la mayor parte de los casos en el norte de Alemania, informa la edición digital del rotativo Bild.