La Universidad Católica derrotó hoy a domicilio a la Universidad de Chile por 0-2 y acaricia el título del Apertura chileno, que culminará el próximo domingo con el partido de vuelta entre ambos equipos.

El argentino Tomás Costa (m.59), en un alarde individual en el que regateó a varios rivales para después rematar suave y rasante a un costado, y Milovan Mirosevic (m.90), de cabeza tras un centro del mismo Costa desde la derecha, anotaron los goles que dejan a la 'UC' con más de medio título en el bolsillo.

La 'U' de Chile, que lució un fútbol más vistoso, manejó más el balón y dominó el terreno la mayor parte del tiempo, se desgastó en un irreflexivo juego de ataque que paradójicamente le prodigó pocas oportunidades claras frente al pórtico rival, y las que tuvo fueron desaprovechadas por sus jugadores.

Con un juego pragmático, que en algunos pasajes se vio hasta un tanto timorato, la Universidad Católica supo leer mejor los puntos débiles del rival y aunque atacó menos, lo hizo con mayor profundidad y provecho para sus pretensiones.

La Universidad de Chile, que contaba con una apreciable mayoría de seguidores entre los 40 mil espectadores que presenciaron el partido en el Estadio Nacional de Santiago, está obligada a ganar por una diferencia de tres goles para volcar la final a su favor y hacerse con el título, algo que la generalidad de los comentaristas consideraron poco probable tras el partido de hoy.

Por haber ganado la primera fase del torneo, de todos contra todos, la 'UC' aseguró pasajes a la próxima Copa Sudamericana y de ganar el título tendrá un cupo en la Libertadores 2012.

El partido de vuelta se jugará en el mismo estadio el próximo domingo a las 21:00 GMT.