El presidente José Mujica declaró que hay reuniones de gente que busca que se vaya del gobierno, informó el jueves un importante semanario, lo cual fue considerado como un hecho "grave y preocupante" por el jefe del partido Comunista, Eduardo Lorier.

"Me enteré de que ha habido reuniones, que hay gente por ahí que está haciendo creer que hay una situación de desgobierno en el país para que yo me vaya", dijo Mujica, según la revista Búsqueda.

De acuerdo con la versión periodística, Mujica se lo hizo saber el lunes al vicepresidente Danilo Astori y a ministros.

"A mí a las buenas me llevan a cualquier lado", dijo Mujica , que sostuvo que "este presidente está más firme que una estaca", según el semanario.

La AP no pudo obtener de inmediato comentario en presidencia sobre lo informado por la revista.

Tales declaraciones se relacionan con una controversial situación interna de la heterogénea coalición oficialista del Frente Amplio, tras lanzar su propuesta, sin detalles, de imponer un gravamen al poseedor de 2.000 y más hectáreas de tierra que, según estimaciones oficiales, permitirían recaudar 60 millones de dólares.

A partir de esa propuesta que ni el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Tabaré Aguerre, conocía, se desató una polémica, que se profundizó cuando el vicepresidente Astori se mostró contrario a la idea de Mujica, y fue más allá advirtiendo que eso podía perjudicar las inversiones.

Lorier, cuyo partido se ha opuesto a otras iniciativas oficiales, emprendió sus baterías contra Astori y el jueves, en declaraciones a la AP, dijo que "hay una campaña de un conjunto de operadores de aquellos intereses de quienes poseen más de dos mil hectáreas de campo en curso, intentando hacer ver que hay un estado de emergencia".

Agregó que esa campaña era un virtual "terrorismo verbal", y aseguró que hay una campaña exacerbada por gente vinculada a la "extranjerización de la tierra a nivel del continente y de capitales especulativos que buscan invertir en tierras y materias primas. Son fuerzas muy poderosas".

Respecto a la aseveración de Mujica que quieren que se vaya Lorier dijo que es "grave y preocupante" que pudieran existir ese tipo de acciones en contra del gobernante socialista.

Mujica en su audición radial en M24 el jueves no hizo alusión a lo informado por Búsqueda, pero se refirió al propuesto gravamen a las tierras.

Aseguró que no pretende "ningún cambio de reglas de juego. Sí, hay un pedido relativo a quienes han hecho una torta de guita (plata) de capital. Los valores se multiplicaron enormemente sin que sea por laburo (trabajo), y la sociedad les pide que den algo. Luchamos contra la concentración y la tierra es lo que más se ha concentrado en estos años".

Sin dar nombres criticó a "algunos economistas que se dan el lujo de tratarnos de ignorantes. Esos economistas no tienen idea de lo que es un potrero (campo sin cultivar), nunca se subieron a un tractor ni torcieron un alambre. No se puede ser arrogante de esa forma".

Astori ha señalado que el impuesto proyectado iba a perjudicar las inversiones, porque introducen un "cambio en las reglas de juego".

Astori, es economista y fue ministro de esa cartera en el anterior gobierno del presidente socialista Tabaré Vázquez (2005-2010) y quien se ha mostrado más molesto por las ideas del mandatario en materia impositiva, y no sólo en el tema de la tierra, sino en otras oportunidades en que sectores más radicales del oficialismo reclaman mayores impuestos a quienes más tienen para una mejor distribución.