Un juez dispuso que se les pague 94.000 dólares en honorarios a los abogados de un grupo de hispanos en un juicio sobre presunto estereotipos raciales de las patrullas de inmigración del alguacil Joe Arpaio en el condado Maricopa.

Los abogados alegaron que la oficina del alguacil Arpaio debería pagarles por que tuvieron que tomar nuevas declaraciones de los demandantes en el caso después que descubrieron en un testimonio previo que la agencia policial había destruido los archivos en el caso judicial. Los abogados se quejaron que no tendrían que haber realizado el trabajo adicional si hubieran recibido los testimonios previamente.

El juez federal Murray Snow emitió el fallo el miércoles para que la oficina de Arpaio pague 70.000 dólares a una firma legal de California 2.000 dólares a la Unión Estadounidense de Libertades Civiles y un monto adicional de 22.000 dólares a un mecanógrafo del tribunal y por los servicios de video.

Los abogados de Arpaio no objetaron algunos de los costos pero reclamaron ciertos pagos a los abogados. El juez, sin embargo, no falló a favor del pago de todos los montos reclamados por los abogados.

El portavoz del alguacil, el teniente Justin Griffin indicó que el dinero provendrá de un seguro del condado.

Snow dictó un fallo el año pasado por hallar pruebas de que la agencia había destruido documentos sobre los alguaciles que interrogaban a las personas en paradas de tránsito, pero se abstuvo de sancionarlos.

Durante las patrullas, los alguaciles iban a vecindarios habitados por hispanos por varios días a fin de detectar si cometían faltas vehiculares y para arrestar a quienes lo hicieran.

Los críticos de Arpaio afirman que sus asistentes seleccionan a las personas que cometen faltas por el color de la piel a fin de pedirles pruebas de documentos migratorios.