Decenas de niños uruguayos de varias escuelas públicas y colegios visitaron hoy el Parlamento para pedirles a legisladores de todos los partidos políticos que aúnen esfuerzos en la búsqueda de erradicar el trabajo infantil.

La iniciativa fue idea del Programa Proniño, de la Fundación Telefónica, como parte de la conmemoración Día Mundial contra el trabajo infantil.

La senadora Lucía Topolansky, esposa del presidente uruguayo José Mujica, por la gobernante coalición de izquierda Frente Amplio; el senador Ope Pasquet, del Partido Colorado; la diputada Ana Lía Peñeyrúa, del Partido Nacional, y el diputado Iván Posada, del Partido Independiente, recibieron a los escolares en una sala abarrotada de legisladores y niños.

Los adultos "deben ayudarnos para que se termine el trabajo infantil. Ellos nos deben cuidar más y evitar que algunos niños deban salir a trabajar", dijo a Efe Camilia Laurencena, de 10 años, una de las voceras de los reclamos infantiles.

"Entre todos tienen que colaborar y lograr que los padres tengan trabajo para que los niños no tengan que trabajar", agregó la escolar del barrio de La Teja, uno de los proletarios de Montevideo.

Topolansky dijo que es "muy importante" recibir la visión de los niños y afirmó que Uruguay "necesita de familias que funcionen para que protejan a sus menores".

"Todos debemos ser celosos custodios de los derechos de los niños a la educación, la salud, a crecer y desarrollarse", agregó.

Piñeyrúa dijo que siente una "debilidad especial" por el tema porque cuando se lanzó la campaña mundial por la erradicación del trabajo infantil era funcionaria de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Uruguay "tiene que trabajar mucho" en la prevención de la erradicación del trabajo infantil porque, dijo, antes "era un fenómeno ajeno a nuestra sociedad pero paulatinamente ha ido creciendo".

Prevenir el trabajo infantil "es mucho más fácil que erradicarlo". La erradicación "es compleja, una tarea a mediano y largo plazo", agregó.

"Un niño que trabaja o no va a la escuela, lo cual compromete su futuro, o si concurre a clases rinde menos lo cual también compromete su futuro", afirmó la legisladora.

José Pedro Derrégibus, director de relaciones institucionales de Telefónica, destaco a Efe que Proniño es un programa de prevención y erradicación del trabajo infantil que lleva adelante la Fundación Telefónica.

En Uruguay "el programa tiene más de diez años de antigüedad, comenzamos apoyando a 60 niños solo en Montevideo y actualmente son mas de 1.000 niños de varios departamentos que están en el programa", afirmó.

La jornada permitió que niños representantes de 120 escuelas de todo el país hicieran llegar sus inquietudes a los legisladores de todos lo partidos con presencia en el Parlamento.

El objetivo fue "sensibilizar sobre esta problemática que tanto nos llega a todos", agregó.

La educadora Lucía Nigro, de la institución El Abrojo de apoyo a niños de hogares con carencias, destacó que llegó al Parlamento con un grupo de niños de 10 a 12 años para "trasladar a los legisladores el resultado de un trabajo sobre los derechos de los niños".

Entre los pedidos figura "que los padres tengan un trabajo digno para mantener a sus familias".

Como parte del Día Mundial contra el trabajo infantil unos trescientos escolares se congregaron frente al Palacio Legislativo (Parlamento) para compartir juegos en un espacio lúdico que transmitió el mensaje de la defensa de los derechos de los niños.