Una mexicana fue sentenciada el jueves a tres años de libertad condicional por engañar a dos compatriotas haciéndose pasar por abogada y prometer conseguirles tarjetas de residencia permanente a cambio de 12.000 dólares.

Teresa Martínez, de 40 años, se declaró culpable de fraude y de actuar como abogada cuando en realidad no tenía licencia para ejercer ni había sido aceptada por el cuerpo de abogados.

Martínez pagó 6.000 dólares a sus víctimas en abril. El jueves pagó los restantes 6.000 dólares de restitución, dijo un funcionario de la fiscalía que no se identificó por políticas de la institución.

El fraude ocurrió entre noviembre del 2008 y abril del 2009, cuando Martínez se presentó ante dos inmigrantes mexicanos como abogada y les prometió ayudarles en sus casos de solicitud de documentos con las autoridades de inmigración. Martínez les dijo que les conseguiría tarjetas de residencia permanente, más conocidas como "tarjeta verde" o "green card", según el proceso judicial.

Las dos víctimas empezaron a sospechar cuando Martínez no contestaba sus llamadas y cuando les dijo que sus casos serían presentados en una corte un sábado. Las cortes están cerradas los sábados en Nueva York. Cuando descubrieron que Martínez no era abogado, exigieron que les devolviera su dinero. La acusada se negó y ellos reportaron el caso a las autoridades.

"Nuestra oficina apoya desde hace tiempo los derechos de los inmigrantes", dijo el fiscal del condado de Manhattan, Cyrus Vance, en un comunicado. "Nuestro Programa de Asuntos para el Inmigrante ofrece una red de protección para una comunidad que es demasiadas veces víctima de fraudes como este".

Martínez fue acusada hace un año y quedó detenida bajo una fianza de 5.000 dólares, la cual pagó para salir en libertad.

________________

Claudia Torrens está en Twitter como @ClaudiaTorrens