La sesión del jueves en el juicio de Casey Anthony, acusada por la muerte de su hija, concluyó temprano en Florida, luego de que la acusada se sintió enferma.

El juez Belvin Perry hizo el anuncio después de enviar al jurado a casa durante el resto del día. Pidió no especular sobre los motivos por los que estaba concluyendo antes la sesión.

El jueves había sido el día más intenso de presentación de evidencias, durante los 14 días del juicio por asesinato. Los jurados vieron fotos de los restos de Caylee Anthony, de 2 años, en la escena del presunto crimen, incluyendo imágenes de su cráneo en descomposición.

Anthony está acusada de homicidio intencional por la muerte de Caylee. Los fiscales señalan que la mujer utilizó cinta adhesiva para asfixiar a su hija a mediados del 2008.

La defensa señala que Caylee se ahogó en la piscina de sus abuelos. Sus restos fueron hallados en diciembre del 2008.