Si la 'Premier League' inglesa repite como la competición con mayores ingresos en la campaña 2009-10, la Liga española es la que registró, en ese mismo ejercicio, un mayor incremento en el volumen de facturación de cuantas competiciones de fútbol se disputan en Europa, según un informe presentado por la consultora Deloitte.

La Liga española aparece en el citado informe como la competición que más creció, con un 8 por ciento (hasta los 1.622 millones de euros). La máxima categoría del fútbol en España pasó, en una campaña, de 1.501 millones de euros facturados a 1.622 millones.

El dato revelado por Deloitte supone el mayor crecimiento, tanto en términos relativos como absolutos, de las cinco grandes ligas europeas. Real Madrid y Barcelona, con un crecimiento conjunto de 69 millones de euros, "motivaron en gran medida este comportamiento", explica le empresa encargada de este estudio.

De esta forma, y según la citada compañía auditora, la Liga española recorta la distancia que le separaba con la Bundesliga, pero manteniéndose en la tercera posición por detrás de esta última y de la 'Premier'.

La última edición del estudio "Revisión anual de las finanzas del fútbol" realizado por Deloitte refleja que la facturación de las cinco primeras ligas europeas creció un 5 por ciento más que en la campaña anterior (2008-09), hasta alcanzar los 8.400 millones de euros en la temporada 2009-2010.

El volumen total del mercado del fútbol europeo también creció, según el informe, hasta alcanzar los 16.300 millones de euros, frente a los 15.700 del ejercicio anterior.

La 'Premier' inglesa se consolida como la competición que más ingresos genera (2.500 millones de euros) y la Bundesliga alemana repite como la segunda competición europea, al crecer la temporada pasada un 6 por ciento, hasta los 1.664 millones de euros.

Se mantienen como cuarta y quinta ligas, en cuanto a generación de ingresos en Europa, la Serie A de Italia y la 'Ligue 1'. La primera experimentó un crecimiento interanual del 3 por ciento (1.532 millones de euros), mientras que la competición francesa generó 1.072 millones de euros y tuvo un crecimiento interanual del 2 por ciento.

Por detrás de estas cinco grandes ligas aparecen, por orden de relevancia, las ligas holandesa (420 millones de euros), turca (378 millones de euros) y rusa (368 millones de euros).

En cuanto al apartado de los costes salariales de las cinco grandes ligas europeas, la cifra global superó los 5.500 millones de euros, con un incremento del 8 por ciento respecto a la temporada pasada.