La iglesia católica chilena llamó hoy a evitar los actos de violencia y a restituir la mesa de trabajo entre trabajadores y empresarios frente a la huelga que mantienen unos 10.000 contratistas en la mina El Teniente, propiedad de la estatal Codelco, que opera sólo al 40 % de su capacidad.

El pasado 25 de mayo, los trabajadores contratistas iniciaron una paralización de sus actividades por un supuesto incumplimiento de un acuerdo firmado en 2007 y en demanda de otros beneficios.

El obispo de Rancagua, ciudad vecina al yacimiento, Alejandro Goic Karmelic, afirmó en una declaración que difundió este miércoles que se debe restituir la mesa de trabajo entre empresarios y dirigentes y añadió que "los conflictos sociales se resuelven en el diálogo franco y sincero, sereno y constructivo, honesto y leal".

"Hace 15 días que comenzó la huelga de trabajadores contratistas de la División El Teniente y existe una honda preocupación en la comunidad, especialmente, en las familias de los trabajadores que sufren diariamente las consecuencias al interior de sus hogares", aseguró Goic.

Asimismo, monseñor Goic llamó a evitar todo acto de violencia que pueda dañar la integridad de las personas.

"La violencia no resuelve nada, agrava los problemas. Lo propio de la condición humana es la racionalidad, la búsqueda de acuerdos que favorezcan la paz, la justicia y la sana convivencia", enfatizó.

Según la estatal Codelco, que asegura que han dejado de percibir al menos 30 millones de dólares por la paralización de actividades, unos 40 autobuses han sido apedreados, se han bloqueado vías y se ha recurrido al hostigamiento y a las amenazas directas contra otros contratistas para impedir a los trabajadores retomar sus actividades laborales.

La mina chilena El Teniente, situada a unos 120 kilómetros al sureste de Santiago y compuesta de casi 2.400 kilómetros de galerías subterráneas, se mantiene en el 40 % de su capacidad operativa normal.

Codelco, que es la mayor productora mundial de cobre, presentó el martes una querella contra los autores de los "actos vandálicos" de los últimos días, que a su juicio están "lideradas por un grupo de dirigentes contratistas".

Además, ayer fueron procesados tres individuos detenidos el lunes por la policía mientras apedreaban autobuses que transportaban a trabajadores hacia El Teniente, en plena Cordillera de Los Andes.