La hija del asesinado líder por los derechos civiles Malcolm X salió de prisión el jueves tras declararse culpable de robar la identidad de un amigo de su familia para gastar más de 55.000 dólares con tarjetas de crédito.

Malikah Shabazz, de 46 años, salió libre tras presentar su declaración en una corte en Queens. Había estado bajo custodia desde su arresto en Carolina del Norte el 18 de febrero. Su acuerdo con la fiscalía requiere que pague el dinero y que esté en libertad condicional durante cinco años.

"Está emocionada de poder reunirse con su hija", dijo su abogado Russell Rothberg. El representante legal dijo que su clienta no tenía otros comentarios al respecto.

Shabazz es la hija menor de Malcolm X y podría haber sido sentenciada a años en prisión de haber sido declarada culpable por las autoridades. Un juez estableció la fecha para su sentencia el 28 de julio y dijo que planeaba condicionar su libertad y ordenarle la restitución de los daños.

Los fiscales de Queens dicen que Shabazz usó la información financiera personal del amigo de su familia Khaula Bakr para obtener cuentas de crédito a nombre de Bakr. El esposo de Khaula, de 70 años, era uno de los guardaespaldas de Malcolm X la noche que fue asesinado en 1965.

Bakr descubrió el fraude cuando le llegó una carta de Wells Fargo Bank pidiendo el pago de 28.789 dólares por una cuenta sobregirada.

El fiscal de distrito de Queens Richard Brown dijo que Shabazz "abusó de la confianza de alguien que alguna vez fue un amigo cercano de la familia".

El caso es el segundo lío legal en el que se ve involucrada Shabazz por una dificultad económica. Hace varios años una colección valiosa de los textos de su padre fue subastada por que no pagó la renta de una bodega en Florida. Los textos regresaron después a la familia y ahora están en un préstamo largo para el Centro de Investigación Sobre Cultura Negra Schomburg.