El déficit de EE.UU. en su comercio internacional de bienes y servicios disminuyó un 6,7% en abril hasta los 43.700 millones de dólares, lo que supone una notable mejora respecto a los 49.000 millones de dólares previstos por los analistas, según informó hoy Gobierno.

El descenso en el déficit se debió a la bajada de las importaciones, especialmente desde Japón, como consecuencia del fuerte terremoto que asoló al país nipón en marzo e interrumpió la producción.