Los miembros del COI que visitaron Río de Janeiro quedaron impresionados con los preparativos de la ciudad para recibir los Juegos del 2016, y dijeron el jueves que ha hecho grandes avances para superar carencias preocupantes de infraestructura.

El informe dado a conocer en el tercer y último día de la visita del panel de supervisión del Comité Olímpico Internacional incluyó elogios para las obras públicas, tales como un nuevo sistema de autobuses públicos y otros proyectos diseñados para beneficiar a la ciudad a largo plazo: duplicar la capacidad del aeropuerto internacional, mejorar el puerto y construir una nueva instalación de tratamiento de aguas.

"Se ha realizado una impresionante cantidad de trabajo", dijo Nawal El Moutawakel, campeona olímpica marroquí en 400 metros con vallas en 1984, quien encabeza el panel. "Beneficiarán ampliamente a la ciudad".

Gilbert Felli, también miembro del panel, dijo que los avances de Río hasta el momento la hacen "una de las líderes" entre las ciudades sedes.

El alcalde de la ciudad, Eduardo Paes, dijo que Río ha "hecho su tarea" y ha permanecido dentro de los tiempos límite para mejoras importantes. Ser anfitrión de unos juegos exitosos no sólo implica tener las instalaciones listas para albergar a los atletas internacionales y al público, sino también asumir compromisos ante asuntos de largo plazo como la violencia que ha azotado a las favelas de la ciudad.

En ese sentido Paes también dijo que Río tiene algo de qué enorgullecerse: una mayor presencia policíaca en los barrios pobres ha reducido la delincuencia y está cambiando el rostro de la ciudad, afirmó.

"Estoy seguro de que Río está adelante de otras ciudades en países desarrollados que tienen más experiencia en albergar eventos de esta magnitud", dijo Paes.

Sin embargo, no todos están de acuerdo con la visión optimista del COI sobre las mejoras que la ciudad está llevando a cabo.

El comité no está preocupado por la forma en que Brasil absorberá los gastos de los proyectos olímpicos, que han estado llenos de excesos, dijo Christopher Gaffney, un profesor visitante de urbanismo y arquitectura en la Universidad Federal Fluminense de Río.

"Todos quieren ser un lindo anfitrión, para mostrar al mundo que son capaces de producir eventos de clase mundial", dijo Gaffney. "Pero la forma en que se consigue ese objetivo puede mejorarse".

___

El periodista de The Associated Press Tales Azzoni contribuyó con este reporte desde Sao Paulo.