La comisión de Coordinación del Comité Olímpico Internacional (COI) para los Juegos Olímpicos de 2016 elogió hoy el "importante progreso" en las obras que Río de Janeiro ejecuta para el evento y alabó el "apasionado respaldo" de las instituciones al proyecto.

"La ciudad cuenta con un fuerte apoyo gubernamental y estamos muy contentos después de comprobar el progreso experimentado para que los Juegos sean un éxito", dijo la presidenta de la comisión, Nawal El Moutawakel, en una rueda de prensa celebrada en la ciudad brasileña al concluir su visita de tres días.

"Es normal que alertemos sobre la situación de algunas cosas, pero estamos muy contentos con el progreso que se ha hecho", apuntó El Moutawakel, oro olímpico en los 400 metros con obstáculos en los Juegos de 1984, al ser cuestionada sobre el retraso que sufren algunas obras.

En relación a la posibilidad de que se produzcan desalojos algunas barriadas pobres para construir instalaciones deportivas, El Moutawakel pidió "la máxima transparencia y colaboración" en el traslado de las comunidades afectadas.

En cambio, la presidenta de la delegación olímpica destacó el legado que supondrá para Río de Janeiro la celebración de los Juegos y agregó que la ciudad es un ejemplo para las futuras candidaturas que opten a la organización de este evento.

El director de los Juegos Olímpicos del COI, Gilbert Felli, coincidió al manifestar que no existen "preocupaciones específicas" y añadió que la ciudad está "bien consolidada" y se encuentra en una "posición excelente" de cara al evento.

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, admitió que es necesario prestar "mayor atención" a determinados proyectos, aunque precisó que "no hay absolutamente nada fuera de plazo".

"La comisión ha comprobado que existe un escenario diferente al que vieron en anteriores visitas", dijo Paes a periodistas.

Paes anunció que el futuro campo de golf, disciplina que regresa a los Juegos Olímpicos después de 112 años de ausencia, se ubicará en el barrio de Barra de Tijuca, escenario de la mayor parte de las competiciones.

Los observadores internacionales inspeccionaron ayer las obras del denominado corredor de transportes Transcarioca, una vía exclusiva para autobuses que unirá el aeropuerto internacional y la principal zona de pruebas deportivas.

La comisión supervisó igualmente la reforma del estadio Maracaná, sede de las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos, y el Sambódromo, donde se ubicará la meta de la maratón y se disputarán las pruebas de tiro con arco.

La comisión de Coordinación fue creada en 2010 y entre sus miembros se encuentran representantes de los cinco continentes con experiencia previa en grupos de evaluación de Juegos Olímpicos.

La delegación de COI visita una vez por año Río de Janeiro para supervisar el avance de las obras proyectados para la organización del evento.

En los últimos cuatro años antes de la celebración de los Juegos, las visitas de los observadores internacionales tendrán carácter bianual.