BASE VANDENBERG DE LA FUERZA AEREA, California, EE.UU. (AP) — La NASA aplazó en un día el lanzamiento de un cohete que transporta un satélite de fabricación argentina para el estudio del mar, que estaba programado para la madrugada del jueves.

La agencia espacial estadounidense explicó que un asunto relacionado con el plan de vuelo del cohete necesitó revisión, por lo que el cohete Delta 2 deberá despegar el viernes de la base Vandenberg de la fuerza aérea, en la costa central de California.

El cohete colocará el satélite en una órbita a 650 kilómetros (400 millas) de altura. Utilizará un instrumento construido por la NASA, llamado Aquarius, para detectar los cambios semanales en la salinidad del mar.

Los científicos esperan que en su misión de tres años, Aquarius les ayude a crear mapas mensuales que representen las variaciones de sal del océano. Esperan que los mapas ayuden a pronosticar mejor los futuros cambios climáticos y fenómenos meteorológicos de corto plazo, como El Niño y La Niña.

Además de la NASA y la agencia espacial argentina, CONAE, participan Brasil, Canadá, Francia e Italia, que recolectarán los datos ambientales.

Casi tres cuartas partes de la superficie terrestre están cubiertas por agua, la cual contiene alrededor de 3,5% de sal. Aunque la cantidad de sal en los océanos del mundo se mantiene prácticamente igual, varía su concentración en las capas marinas superiores de todo el planeta.

El Aquarius, de 287 millones de dólares, es tan sensible que puede detectar cambios equivalentes a los de una pizca de sal en 3,8 litros (un galón) de agua.

___

En internet:

Información de la misión: http://aquarius.nasa.gov/