Las autoridades sanitarias de Estados Unidos renovaron el jueves la etiqueta de advertencia de un grupo de medicamentos para la próstata, por el riesgo de que puedan causar una forma más grave de cáncer en esa glándula.

La Administración de Alimentos y Medicinas (FDA, por sus siglas en inglés) está actualizando la información de alerta a un grupo de medicamentos que incluyen Avodart, de los laboratorios GlaxoSmithKline PLC, y Proscar, de Merck & Co., que se utilizan para reducir el tamaño de la próstata.

La nueva advertencia indica que esas medicinas han sido relacionadas con un mayor riesgo de causar un tipo de cáncer de próstata de alto grado.

Aunque esos fármacos han demostrado que pueden reducir el riesgo de cáncer de próstata en general, la FDA dijo que existe mayor riesgo de desarrollar un cáncer más grave con las medicinas señaladas.

Este año, Merck y GlaxoSmithKline solicitaron a la FDA que aprobara sus medicamentos como tratamientos preventivos para el cáncer de próstata, pero la agencia se negó, citando el riesgo de cáncer de alto grado.

GlaxoSmithKline, una farmacéutica británica, dijo en marzo que estaba abandonando sus esfuerzos mundiales para conseguir que Avodart fuese aprobada como medicamento de prevención de cáncer.

La FDA basó sus conclusiones en una revisión de dos estudios en los que unos 27.000 hombres mayores de 50 años usaron los fármacos durante varios años. La agencia dijo que el riesgo de contraer un cáncer de próstata de alto grado es pequeño, pero que los médicos deben estar conscientes de ello.

Las sustancias activas se ambos medicamentos son dutasterida y finasterida. La finasterida también está disponible como medicina genérica de bajo costo.

Merck tiene su sede corporativa en Whitehouse Station, Nueva Jersey.