Los precios de las acciones subieron el jueves en la Bolsa de Valores de Nueva York gracias a unas cuantas buenas noticias que interrumpieron una semana de sesiones negativas en Wall Street.

La presentación de un informe que mostraba un crecimiento sin precedente de las exportaciones estadounidenses en abril desencadenó un aumento sustancial de los títulos bursátiles el jueves, mientras los inversionistas esperaban que la recuperación económica no fuera tan aletargada como sugirieron la semana pasada varios reportes económicos con un panorama gris.

La situación del comercio influye en las estimaciones de la expansión económica. El dato del jueves podría aumentar en al menos medio punto porcentual el cálculo gubernamental del producto interno bruto del segundo trimestre, observó Anthony Chan, jefe de economistas en JPMorgan Private Wealth.

El informe sobre las exportaciones significó un menor déficit comercial, lo cual indica que los bienes de las empresas estadounidenses de la manufactura son más competitivos en el extranjero.

El promedio industrial Dow Jones creció 75,42 unidades (0,6 para ubicarse en 12.124,36, mientras el índice Standard & Poor's 500 aumentó 9,44 enteros (0,7%) a 1.289,00 y el parámetro tecnológico Nasdaq subió 9,49 puntos (0,4%) para quedar en 2.684,87.

Casi dos títulos aumentaron por cada uno que bajó en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen consolidado fue de 3.500 millones de acciones.

Las ganancias del jueves pusieron fin a seis días seguidos con pérdidas en Wall Street y representaron el primer cierre positivo en junio. Las acciones había bajado por informes desfavorables sobre la manufactura, las ventas de casas, el empleo y la confianza del consumidor.

La racha adversa fue la más prolongada del Dow Jones en más de un año y la más larga del Standard & Poor's 500 desde febrero del 2009.

El período negativo de una semana también hizo que las acciones parecieran relativamente baratas, dijo Chan. El S&P 500 retrocedió 6,2% en ese lapso.

"Los mercados generalmente oscilan como un péndulo", señaló Chan. "Esta disminución fue tan considerable que es fácilmente justificable que el mercado se tome un respiro".

Las acciones comenzaron a descender a mediados de abril, cuando los inversionistas hicieron sentir su inquietud por la situación de la economía estadounidense, la carestía del petróleo, las secuelas de los desastres natural y nuclear en Japón y el riesgo de mora en Grecia.

Mientras el oro tuvo un ligero descenso, el petróleo subió 1,19 dólares a 101,93 dólares el barril.

En los mercados bursátiles de Europa, el índice FTSE 100 de Gran Bretaña ganó 0,8%, el CAC-40 de Francia subió 1,1% y el DAX de Alemania creció 1,4%. En Asia, el indicador japonés Nikkei 225 avanzó 0,2% y el Kospi de Corea del Sur cedió 0,6%.

___

El periodista de The Associated Press Pan Pylas en Londres contribuyó en la información.