Apple empezará a rechazar aplicaciones de iPhone que alertan a los automovilistas sobre la presencia de puestos de control para detectar conductores ebrios.

La medida tiene lugar debido a las presiones de cuatro senadores que le pidieron a la firma en marzo el retiro de dichas aplicaciones.

Apple actualizó el miércoles las normas para sus aplicaciones. El jueves, algunas de las aplicaciones en cuestión seguían disponibles en la tienda digital, pero Apple suele dar a los creadores la oportunidad de actualizar sus aplicaciones para que cumplan los nuevos requisitos antes de eliminarlas.

Las aplicaciones suelen combinar advertencias sobre los puestos de control — suministradas por otros usuarios — con advertencias sobre trampas de velocidad y cámaras.

Un vocero de Apple no quiso comentar sobre el cambio de normas.