La cantante y actriz Paulina Rubio quiere que se excluya a la prensa de una audiencia judicial de su agente, en un caso de presunta violación de contrato que se ventila en Miami.

Los abogados de Rubio pidieron al juez que no permita a la prensa asistir a la declaración de la agente Marya Meyer, prevista para el jueves. Dijeron que provocaría un carnaval mediático y sería dañino para la imagen de la artista mexicana.

El juez convocó a una audiencia sobre la moción para el jueves por la mañana.

CMG Entertainment de Miami inició juicio a Rubio en 2010 porque no se presentó a un concierto en Tunja, Colombia. La demanda pide una indemnización de 985.000 dólares.

CMG Entertainment se opone a realizar una audiencia cerrada. Sus abogados dicen que Rubio no ha expresado motivos legales suficientes para excluir a la prensa, y que su estatus de estrella no es argumento suficiente.