El presidente Ricardo Martinelli dijo el miércoles que a su parecer el ex dictador Manuel Noriega regresará "muy pronto" extraditado desde Francia para enfrentar la justicia panameña.

"Tengo entendido que viene pronto a cumplir su sentencia en Panamá", expresó a los periodistas, sin ofrecer mayores detalles.

Al responder una pregunta sobre si existen prisiones adecuadas para recibir a Noriega, Martinelli respondió que "para un señor de 75 años, todas las cárceles de Panamá son seguras".

Sus declaraciones tienen lugar después que fiscales franceses anunciaran recientemente que esperan el visto bueno de Estados Unidos para repatriar al ex hombre fuerte panameño a su país.

El canciller panameño Juan Carlos Varela había dicho antes que tenía informes de que Washington no tiene "ninguna objeción" de que Francia acepte extraditar a Panamá al ex general.

El abogado de Noriega en panamá, Julio Berrío, evitó referirse al tema el miércoles para evitar, según dijo, "repercusiones negativas en la defensa del general Noriega".

Panamá ha enviado a París tres solicitudes para lograr la extradición de Noriega desde que el ex general fue extraditado por Estados Unidos a Francia en abril de 2010 para que enfrentase un juicio por lavado de dinero. Ninguna de esas solicitudes ha sido respondida.

Noriega, quien fue expulsado por la invasión de Estados Unidos a fines de diciembre de 1989, enfrenta al menos dos condenas en Panamá por los crímenes del opositor político Hugo Spadafora en 1985 y del cabecilla de una rebelión militar en 1989, el mayor Moisés Giroldi.

También figura actualmente entre un grupo de ex militares sindicados por el supuesto asesinato del dirigente comunitario Heliodoro Portugal a comienzos de los años de 1970.

Tras su derrocamiento en Panamá, Noriega fue trasladado a Estados Unidos en donde fue condenado por narcotráfico.