El presidente de Bolivia Evo Morales dijo el miércoles que con la victoria de Ollanta Humala en Perú "Sudamérica se pinta de rojo".

"Sudamérica está de rojo, una felicidad, significa que no estamos equivocados, (en) trabajar por la igualdad. Aquí se acabó el tiempo de las oligarquías... eso quiere el pueblo, por eso estamos vestidos de rojo", dijo el mandatario en una rueda de prensa.

Agregó que "la victoria de Ollanta es el triunfo del pueblo, de los más abandonados".

Morales sostuvo que Ollanta sorteó las mismas acusaciones que a él le tocó afrontar.

"A mí me dijeron el Bin Laden andino y a los cocaleros, los talibanes. Ahora dijo el Departamento de Estado que Ollanta recibe plata de Venezuela", sostuvo el mandatario boliviano.

Añadió que "el hermano Ollanta ha vivido lo que yo he vivido, una arremetida internacional, pero el pueblo sabe a quién va a elegir".

Morales felicitó a Humala públicamente el domingo en la noche cuando aún se conocían resultados extraoficiales de la segunda vuelta electoral celebrada ese día en Perú.