El gobernador del banco central mexicano, Agustín Carstens, ha sumado el apoyo de 12 países latinoamericanos en su búsqueda de la dirección del Fondo Monetario Internacional (FMI), afirmó el miércoles el gobierno de México.

La Secretaría de Hacienda informó en un comunicado que el respaldo le fue dado en el marco de la asamblea general de la Organización de Estados Americanos realizada esta semana en El Salvador.

La autoridad mexicana dijo que los países que apoyan a Carstens son Belice, Bolivia, Colombia, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. Poco después del anuncio, el gobierno de Costa Rica formalizó también su apoyo, lo que sumaría 13 votos.

"El gobernador del Banco de México, quien ha recibido en diversas partes del mundo el reconocimiento por su capacidad técnica y liderazgo para ocupar la titularidad del FMI, se ha consolidado como una opción seria para dirigir a este organismo", afirmó Hacienda.

En un comunicado, la cancillería costarricense destacó que "confía en el liderazgo de Cartens para proyectar con mayor dinamismo las tareas del Fondo Monetario Internacional en un contexto económico global que cambia aceleradamente".

Antes, la canciller colombiana María Angela Holguín hizo público su respaldo por Carstens e invitó a otros países a sumarse a su candidatura.

El apoyo colombiano se basa en la "necesidad de promover una mayor participación de las economías emergentes de la región" en los organismos multilaterales, señaló la canciller en un comunicado.

Aparte de Carstens, la otra aspirante al FMI es la ministra de Finanzas de Francia, Christine Lagarde.

El economista mexicano, que ya ha ocupado en dos ocasiones cargos en el FMI, ha señalado que el proceso para elegir al nuevo titular del organismo debe centrarse en los méritos de los aspirantes y no sólo en una cuestión de género.

El gobierno de España anunció a finales de mayo que apoyará al candidato mexicano, aunque aclaró que debe hacerlo porque comparte un asiento en el comité ejecutivo del FMI y eso los obliga a ir en un voto unitario.

El viernes concluye el plazo para el registro de candidatos a suceder a Dominique Strauss-Kahn, quien renunció a la dirección del organismo financiero internacional tras ser acusado de atacar sexualmente a una empleada doméstica en una hotel en Nueva York. El francés ha negado los cargos.

El próximo dirigente del FMI será elegido el 30 de junio por el directorio ejecutivo de 24 miembros del FMI y quienes representan a los 187 países miembros del organismo.

El asiento que ocupa México en el FMI es compartido por otros siete países, incluidos algunos de los latinoamericanos que habrían dado el respaldo a Carstens.

Históricamente, el FMI ha sido dirigido por un europeo.