Más de 120 refugiados sirios ingresaron el miércoles a Turquía para escapar de la violencia en su país, aumentando a 450 el número de personas que han huido, informó el Ministerio del Exterior.

Los refugiados sirios están huyendo del poblado norteño de Jisr al-Shughour, que está a unos 20 kilómetros (12 millas) de la frontera con Turquía.

Los residentes sirios temen una represión por parte del gobierno después un mortal motín de soldados sirios que inició los enfrentamientos con policías y elementos de seguridad.

El gobierno sirio informó que 120 de sus soldados murieron y reconoció estar perdiendo el control "intermitente" del área.

El Ministerio de Exteriores turco informó que todos los refugiados, incluyendo 122 que llegaron en la madrugada, fueron albergados en una ciudad de casas de campaña instalada por la Media Luna Roja Turca, el equivalente de la Cruz Roja, en el poblado fronterizo de Yayladagi.

Más de 30 refugiados sirios han sido atendidos en hospitales turcos por heridas que sufrieron en los enfrentamientos al norte de Siria, informaron las autoridades. Un sirio falleció.

Turquía ha informado que está preparado para hacer frente a la llegada masiva de refugiados sirios.