El técnico español Luis Enrique Martínez, que en la recién concluida campaña ha dirigido al Barcelona "B", ha confirmado haber llegado a un acuerdo con el Roma y que tan sólo falta la firma del contrato para convertirse en el nuevo entrenador del equipo italiano,que jugará la Liga Europa.

"Existe un acuerdo total con la sociedad 'giallorossa'. Falta sólo la firma. En los próximos días iré a Roma, no vendrá nadie a Barcelona", explicó hoy Luis Enrique, en declaraciones a la cadena de televisión italiana "Sky Sport".

Luis Enrique, de esta forma, confirma las informaciones surgidas ayer sobre que había aceptado la propuesta del Roma para ser su nuevo entrenador.

"Estoy contento de la decisión que he adoptado y entusiasmado por unirme al proyecto del Roma. Es un proyecto ganador, como yo, que soy un entrenador ambicioso", dijo Luis Enrique.

El técnico llega a Roma tras tres temporadas al frente del filial del Barcelona y sustituirá al italiano Vincenzo Montella, quien se hizo cargo del equipo capitalino el pasado febrero tras la dimisión de Claudio Ranieri.

"Jugaremos un fútbol ofensivo, espectacular, con la intención de que venga mucha gente al estadio para divertirse. En Italia aún no me conocen, pero despejaré todas las dudas y, dentro de un año, los hechos hablarán por sí solos", añadió Luis Enrique.

La prensa italiana señala hoy la posibilidad de que Luis Enrique se traiga consigo a la capital italiana a algún jugador del Barcelona "B", algo que el técnico asturiano no descarta.

"Intentaré trabajar con los mejores jugadores, con los que encuentre en Roma y con los que consiga traerme de Barcelona", dijo.

Para cerrar el acuerdo tan sólo falta la firma del consejero delegado del club romano.

Según informan los medios italianos, Luis Enrique firmará un contrato por dos años, con opción a un tercero, a cambio de 1,5 millones de euros netos por temporada.

Durante las tres temporadas transcurridas en el Barcelona "B", Luis Enrique ha llevado esta última campaña al equipo a la mejor clasificación de la historia del filial: el tercer puesto en la Segunda división, aunque no podrá jugar la promoción de ascenso por la normativa que imposibilita a los filiales jugar en la misma categoría que su primer equipo.