El presidente del Santos brasileño, Luis Álvaro de Oliveira Ribeiro, expresó hoy Asunción su interés por la pronta liberación de los 58 hinchas del club que preside, que se encuentran detenidos en Paraguay desde hace una semana.

"El Santos quiere cooperar para lograr la liberación de los hinchas que están detenidos", dijo de Oliveira durante su visita a la capital paraguaya, donde recibió detalles sobre la situación de los aficionados detenidos.

El grupo de hinchas fue detenido luego de protagonizar desórdenes callejeros tras el partido de vuelta de la semifinal de la Copa Libertadores, disputado por el Santos y el Cerro Porteño en Asunción, el pasado día 1.

"Cuando hay conflictos como este todos pierden, el deporte, los clubes, los hinchas. Se tiene que buscar el equilibrio. El fútbol no es una guerra fundamentalista, es un ejercicio de civilidad", indicó De Oliveira a la emisora de radio asuncena 'Primero de Marzo'.

"Voy a intentar hacer unas tratativas para buscar superar el problema", resaltó el dirigente deportivo.

Al menos 31 de los 58 aficionados arrestados acordaron con un comerciante el martes una reparación económica de los daños que causaron en su local a cambio de la retirada de los cargos.

Todos los arrestados volvieron a comparecer hoy a la sede de Tribunales en el municipio de San Lorenzo, cercano a Asunción, y en cuya comisaría principal permanecen recluidos.

Por otro lado, De Oliveira comentó que durante su visita a la capital paraguaya conversó con el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF), Nicolás Leoz, sobre el partido de vuelta de la final de la Libertadores que jugarán el Santos y el Peñarol uruguayo en el estadio Pacaembú de Sao Paulo, el próximo día 22.

"Estamos previendo para ese encuentro toda la seguridad, el respeto a todos los aficionados y que no haya ningún incidente", agregó el dirigente.