El superávit por cuenta corriente de Japón cayó un 69,5 por ciento en abril en comparación con el mismo mes del año anterior, y registró el menor volumen del país asiático para el mes de abril en 26 años, informó hoy el Gobierno nipón.

La balanza por cuenta corriente registró un saldo positivo de 405.600 millones de yenes (3.445 millones de euros), frente a los 1,33 billones (11.351 millones de euros) de abril de 2010.

Por segundo mes consecutivo, la balanza de pagos japonesa volvió a encogerse debido a un déficit comercial causado por la fuerte caída en las exportaciones tras el terremoto de 9 grados en la escala Richter y el devastador tsunami del 11 de marzo que afectó al noreste del país.

La cuenta de bienes y servicios registró números rojos por primera vez en tres meses, con un déficit por valor de 838.800 millones de yenes (7.130 millones de euros).

El déficit de la cuenta de bienes fue de 417.500 millones de yenes (3.561 millones de euros) y el de la cuenta de servicios de 421.300 millones de yenes (3.593 millones de euros).

Las exportaciones disminuyeron un 12,7 por ciento, hasta los 4,87 billones de yenes (41.548 millones de euros), mientras que las importaciones se incrementaron un 12,3 por ciento al situarse en los 5,29 billones de yenes (45.138 millones de euros).

La cuenta de ingresos, que incluye las ganancias que recibe Japón por su inversiones en el extranjero, registró un superávit de 1,33 billones de yenes (11.351 millones de euros), lo que supone un aumento interanual un 34,9 por ciento.