El vicepresidente de China, Xi Jinping, inició hoy una visita a Uruguay en la que tiene previsto reunirse con las principales autoridades del país suramericano con el objetivo de "profundizar la cooperación" entre las dos naciones a nivel político, económico-comercial y cultural.

Xi, considerado como el principal candidato a suceder a Hu Jintao como presidente de China, fue recibido en la Base Aérea Número 1 de Montevideo por el ministro de Relaciones Exteriores uruguayo, Luis Almagro.

Su primera actividad pública fue una ofrenda floral en el monumento al prócer José Gervasio Artigas, en el centro de la capital.

Posteriormente se dirigió al Palacio Legislativo para entrevistarse con el vicepresidente uruguayo, Danilo Astori, primero en privado y después con ministros y altos funcionarios de ambas naciones para "examinar las relaciones bilaterales".

La llegada de la autoridad china, que viaja con cinco ministros, responde a la invitación que le cursó Astori durante su visita a la nación asiática en 2010.

Después almorzar con su homólogo uruguayo, Xi Jinping se desplazará hasta la Torre Ejecutiva, la sede presidencial, para entrevistarse con el mandatario José Mujica, del bloque izquierdista Frente Amplio.

Por último, participará en una ceremonia de firma de acuerdos entre Uruguay y China en materia económica, comercial, cultural, social, industrial y turística.

Fuentes diplomáticas indicaron en días pasados que entre los convenios hay varios de compra de productos como lana y lácteos por más de 300 millones de dólares.

En una declaración difundida por la Cancillería uruguaya tras el aterrizaje de Xi Jinping en Montevideo, el vicepresidente del gigante asiático recordó que "la amistad entre los dos pueblos tiene una larga tradición", tras el establecimiento de relaciones diplomáticas en 1988.

Los 23 años transcurridos desde entonces han deparado "frecuentes contactos de alto nivel, la constante profundización de la confianza mutua política, el creciente ahondamiento de los intercambios y la cooperación en las áreas económico-comercial y cultural, y la estrecha colaboración en los asuntos internacionales y regionales", afirmó.

Xi Jinping anticipó asimismo que durante su encuentro con Mujica conversarán sobre "temas internacionales y regionales de interés común".

China tiene previsto otorgar a Uruguay este año un préstamo sin intereses de 8 millones cuyo destino definirá la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, dependiente de la Presidencia de la República.

El intercambio comercial entre los dos países ascendió a 1.496 millones de dólares en 2010, con un déficit para Uruguay de 750 millones, y en los últimos años la presencia de empresas chinas en suelo uruguayo ha crecido de forma paulatina, sobre todo en el sector automotriz.

Antes de llegar a Uruguay, el vicepresidente chino visitó Cuba, donde tuvo una intensa agenda que incluyó una reunión con el líder cubano Fidel Castro y otra con su hermano Raúl Castro, actual mandatario de la isla caribeña.

Las autoridades de ambos países firmaron una decena de acuerdos en las áreas petrolera, financiera, técnica, de informática y comunicaciones.