El propietario del Udinese, Giampaolo Pozzo, confía en que el joven delantero chileno Alexis Sánchez, por el que recientemente han mostrado interés clubes como el Barcelona y el Inter de Milán, se quede en el club italiano una temporada más para "terminar el proceso de maduración que comenzó hace tres años".

"A pesar de que todos lo quieren, yo tengo confianza en las posibilidades de que el 'Niño Maravilla' pueda seguir jugando con la camiseta del Udinese otro año más. Sobre todo, en virtud de las negociaciones mantenidas hasta ahora", afirma Pozzo, en la página web oficial del Udinese.

Pozzo, asimismo, insiste en que la oferta por hacerse con los servicios de Sánchez debe ser "irrenunciable" para que el club italiano acceda a su venta.

"Si no llega una oferta irrenunciable significa que los grandes clubes no están del todo convencidos de la capacidad del delantero sudamericano y que no están dispuestos a darle el valor que se merece", comenta el responsable del Udinese.

"Por ello, es mejor que el chico de Tocopilla permanezca en Friuli una temporada más para consagrar definitivamente sus cualidades y terminar así el proceso de maduración que comenzó hace tres años", añade.

Pozzo, que según algunos medios informativos hace un par de días negoció en Barcelona (ciudad en la que vive y tiene negocios) el traspaso del jugador al equipo de Pep Guardiola, no duda tampoco en afirmar que si Alexis Sánchez permaneciese una campaña más en el Udinese "sería bueno" tanto para el jugador como para su actual club.

La prensa italiana avanzaba este martes que el representante del jugador, Fernando Felicevich, también viajaría a España el próximo viernes, por lo que da por hecho un acercamiento entre Sánchez y el Barcelona.

El presidente del Udinese, Franco Soldati, también aseguró este martes en una emisora de radio italiana que el club italiano no obligaría a ningún jugador a permanecer entre sus filas.

"¿Sánchez? Nosotros no retenemos a nadie, lo hicimos una vez y cometimos un error", sentenció Soldati en "Radio Sportiva", antes de explicar que el equipo italiano se movería en el mercado en función de sus necesidades.