La Asamblea Nacional de Venezuela (AN) de mayoría oficialista dio hoy vía libre a una ley de endeudamiento por 45.000 millones de bolívares (10.465 millones de dólares) tras aprobar en primera discusión la petición gubernamental, entre acusaciones de la oposición por el exceso de la carga financiera.

La Ley de endeudamiento complementario para 2011 fue anunciada el pasado 31 de mayo por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien justificó la norma aduciendo que eran fondos necesarios para construcción de viviendas, ayudar a los agricultores afectados por las lluvias de las últimas semanas e impulsar el empleo.

"Una verdadera ley de endeudamiento debería traer anexos los cronogramas de desembolso de esa deuda, pero (...) dónde está el cuadro de inversiones, dónde están los programas, cuáles son los desarrollos, cuáles son las propuestas", reclamó el diputado opositor Alfonso Marquina.

El diputado opositor Julio Borges dijo que el Gobierno ha multiplicado la deuda venezolana "por tres", sin dar referencias temporales, y señaló que con todo el dinero que ha ingresado por la venta de petróleo cada familia debería tener la posibilidad de comprar una casa.

"Pero ese dinero no ha llegado a la familia venezolana", apuntó Borges y aseveró que el Gobierno gasta el dinero "en armamento" y en "regalos a otros países".

Pese a los reclamos opositores, la mayoría oficialista del Parlamento levantó la mano para dar un primer visto bueno a la ley que, de ser aprobada en segunda discusión, se convertiría en la primera norma que sanciona esta AN que se estrenó el pasado 5 de enero.

El presidente de la comisión de Finanzas del Parlamento, Ricardo Sanguino, recordó que en el país se han producido "eventos especiales" y el Estado necesita disponer de estos recursos para alcanzar "la soberanía alimentaria", para "la gran misión vivienda" y la "gran misión trabajo".

"¿Quién se atreve a darle la cara al pueblo para decirle que no le va a aprobar estos recursos?", preguntó Sanguino dirigiéndose a la bancada opositora.

Para la legisladora de oposición Vestalia Sanpedro, aprobar esta ley es "firmar un cheque en blanco" pues asevera que "no se sabe en qué se van a invertir esos recursos".

El diputado opositor Elías Mata señaló la pasada semana que la ley de endeudamiento anual "es una sola" y aclaró que la de 2011 ya fue aprobada en diciembre de 2010 por 54.000 millones de bolívares (12.558 millones de dólares) monto "al que ahora se suman otros 45.000 millones".

El vicepresidente de la Comisión de Finanzas de la AN, el oficialista Jesús Faría, aseguró a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN) un día después de que Chávez anunciara la ley, que este nuevo endeudamiento extraordinario "no debe generar preocupación en la población".

Faría señaló que el Estado venezolano mantiene una elevada capacidad de pago, que se refleja "en reservas internacionales muy estables", además de un flujo de caja "que está garantizando por los precios petroleros".