El Fondo Monetario Internacional (FMI) informó que la economía de Japón se retraerá 0,7% este año debido al terremoto y posterior maremoto del 11 de marzo, pero consideró que la reconstrucción impulsará el crecimiento en el 2012.

El pronóstico fue menor que el crecimiento de 1,4% proyectado en abril.

Pero el FMI espera que la economía nipona se recupere una vez que inicie la reconstrucción a finales de 2011. Prevé una expansión de 2,9% en 2012, mayor a la estimación previa de 2,1%.

El FMI también le sugirió a Tokio aumentar su impuesto a las ventas el siguiente año para ayudar a mantener bajo control a su abultada deuda pública, la cual es la más grande entre las economías avanzadas.