Un experto de la Universidad de Oxford ha encontrado documentación de una historia real que pudo haber inspirado al dramaturgo William Shakespeare el triste final de Ofelia en su "Hamlet".

Steven Gunn ha descubierto el documento de un forense de la época sobre una niña llamada Jane Shaxspere, posiblemente una prima del gran escritor isabelino, que se ahogó en 1569 al caer al agua cuando recogía flores junto a la represa de un molino cerca de Stratford upon Avon, ciudad natal de Shakespeare.

Gunn, que participó en un proyecto de cuatro años de académicos de la Universidad de Oxford sobre posibles fuentes de inspiración del poeta y dramaturgo, cree que hay una gran similitud entre la suerte que corrió aquella niña y la muerte de una Ofelia enloquecida al caer en las aguas profundas de un río.

El informe forense, escrito originalmente en latín, describe la muerte de Jane Shaxspere, de dos años y medio, que se ahogó al caer en un arroyo junto a la represa de un molino mientras cogía flores.

Las lagunas biográficas existentes en la biografía de Shakespeare hacen muy difícil saber con certeza si una prima u otra pariente suya murió ahogada cuando el futuro escritor era todavía un muchacho que vivía en Stratford.

Pero Emma Smith, de la Universidad de Oxford, citada hoy por la BBC, dice que es muy probable que Shakespeare hubiera tenido conocimiento de aquel suceso, que resurgió en su mente mientras escribía la poética escena de la muerte de Ofelia, que ha inspirado desde entonces a poetas y pintores como el prerrafaelita John Everett Millais.

Hay otras teorías sobre la posible inspiración para el personaje de Ofeslia, incluida la historia de la muerte, también ahogada en el río Avon cerca de Stratford, de Katharine Hamlet, diez años después de la de Jane Shaxspere.

El proyecto de investigación de la Universidad de Oxford ha revelado muertes por las más diversas causas durante la época isabelina, entre ellas las de algunas personas devoradas por osos o en accidentes de arqueros.